10 iglesias turísticas de la ciudad de Quito

Visita las diferentes iglesias turísticas de la ciudad de Quito, conoce toda su historia.

El turismo religioso tiene como motivación fundamental la fe, sin embargo, existen otras grandes razones que atraen visitantes a las iglesias y museos: el patrimonio, el arte, la arquitectura, e incluso la historia de las diversas órdenes religiosas.

Quito es un destino atractivo para el turismo religioso, debido al desarrollo de su historia: desde su fundación, se instauraron diversas órdenes religiosas que construyeron sus templos, conventos y monasterios; convirtiéndose en actores importantes en el orden religioso, el desarrollo arquitectónico, artístico y cultural de la ciudad.


Durante el período colonial, el esplendor del arte en la pintura y escultura en las iglesias, conventos y monasterios dio origen a la famosa Escuela Quiteña, donde se desarrollaron técnicas únicas como el encarnado, que consistía en dar un color natural mate o brillante al rostro de las esculturas.

Quito, conocida como “El Claustro de América”, cuenta con más de 60 iglesias, capillas, monasterios, conventos y salas capitulares.

Basílica del Voto Nacional

Construcción:

Inicia en 1892 y se hace una preinaguración en 1979. Hasta la actualidad, no ha sido concluida en su totalidad. Fue bendecida por el Papa Juan Pablo II en 1985.

Altura de sus torres:

Las torres frontales alcanzan una altura de 83 metros, mientras que la torre del Cóndor (posterior) tiene 73 metros


Principales materiales usados:

Piedra andesita del volcán Pichincha, teja, adobe y adobones. Para la decoración, se usó bronce, orete, madera de cedro, mármol de carrara y vitrales; mientras que para el retablo se utilizó pan de oro.

Estilos arquitectónicos predominantes:

Estilo neogótico en todo el templo. La Capilla del Corazón de María tiene afrescos y vitrales.

Información turística:

El templo, considerado entre los más grandes de Sudamérica, fue construido como símbolo perpetuo de la consagración del Ecuador al Sagrado Corazón de Jesús.

Su imponente estructura y estilo neogótico predominante, llama la atención de turistas, quienes asisten no solo a apreciar su fachada, vitrales y esculturas; sino que además, debido a su ubicación y altas torres, la Basílica del Voto Nacional ofrece la oportunidad de obtener una impresionante vista panorámica del Centro Histórico y centro-norte de Quito.

En su fachada se puede apreciar su impresionante rosetón, que representa la variedad de orquídeas del Ecuador. Complementando esta idea, está el reemplazo de las gárgolas y otros animales míticos, por especies de la fauna nacional, tales como caimanes, tortugas de Galápagos, piqueros patas azules, armadillos, monos aulladores, entre otros.

Catedral Metropolitana de Quito

Construcción:

Inicia en 1562 y, luego de varias reconstrucciones, finaliza en 1807 (un proceso de 245 años). En 1667 se realiza el ensanchamiento de la nave central, transcoro, sala capitular y
sacristía.

Altura de sus torres:

39,88 metros.


Principales materiales usados:

Los cimientos son de piedra. Se usó ladrillo y madera en el santuario. Pan de oro en los altares y púlpito.

Estilos arquitectónicos predominantes:

Se mezclan los estilos barroco, románico, mudéjar, rococó, neogótico y neoclásico.

Información turística:

Es la sede de la Arquidiócesis Primada de Quito. Desde miradores que apuntan al Centro Histórico de la capital ecuatoriana, e incluso en sus alrededores, se la puede distinguir por tener un gallo en su cúpula, que ha dado origen a leyendas, fortaleciendo así el toque tradicional de esta catedral, que es una de las más antiguas del Ecuador y Sudamérica, pues su construcción se inició en el siglo XVI.

Los visitantes llegan hasta esta iglesia para apreciar sus diversos estilos arquitectónicos, entre los que resaltan: románico (conarcos de medio punto), moro (en los cielos), barroco (el altar), y neoclásico (en sección de coros y silla episcopal de piedra).

Además, cuenta con un importante valor artístico, poseyendo una rica colección de pinturas y esculturas representativas de la Escuela Quiteña, de artistas como Manuel Samaniego, Bernardo Rodríguez, Antonio Salas, Bernardo de Legarda y Caspicara.

Santuario de Guápulo - Museo Fray Antonio Rodríguez

Construcción:

En 1649 se comieza a construir el actual santuario. Se termina en 1696, con la tercera edificación (un proceso histórico de 109 años). Su arquitecto constructor fue el religioso franciscano Fr. Antonio Rodríguez.

Altura de su cúpula:

29,65 metros.


Principales materiales usados:

Toda la construcción es de ladrillo. Los retablos y el púlpito están recubiertos de pan de oro.

Estilos arquitectónicos predominantes:

Neoclásico sencillo en la fachada, con reminiscencias mudéjares en su interior.

Información turística:

Con origen en el siglo XVII, es el primer Santuario Mariano del Ecuador, rindiendo culto a la Virgen de Guadalupe de Guápulo, de la cual existe una imagen, tallada por el artista Diego de Robles y policromada por el pintor Luis de Rivera.

Desde el año 2001, la antigua sacristía fue habilitada como museo. Consta de tres salas de exposición con obras restauradas de varios de los mayores artistas de la Escuela

Quiteña como: Caspicara, Samaniego, Miguel de Santiago, entre otros.

El templo principal es de una sola nave, con forma de planta de cruz latina (dimensiones de 60m x 27m), con una gran cúpula central.

Su púlpito, considerado entre los más hermosos de América, es una obra maestra del escultor indígena Juan Bautista Menacho.

Iglesia de la Compañía de Jesús

Construcción:

Inició en el año de 1605 y se concluye en 1765 (160 años de construcción).

Altura de su cúpula:

La cúpula de crucero alcanza los 30,65 metros.


Principales materiales usados:

Piedra andesita de color gris y rojiza, ladrillo, piedra pómez, madera de cedro y de roble. Se estima que existen entre 50 y 54 kilos de oro dentro del templo, en decoración con pan de oro.

Estilos arquitectónicos predominantes:

Barroco, mudéjar, churrigueresco y neoclásico.

Información turística:

Construida entre los siglos XVII y XVIII. Es un ícono arquitectónico y artístico, ya que es la obra cumbre del Barroco Quiteño y Latinoamericano. Su extraordinaria fachada es una obra de arte tallada en piedra volcánica, que cuenta con seis columnas salomónicas, similares a las hechas por Bernini en el Vaticano.

El esplendor que presenta su interior es una deslumbrante mezcla de retablos decorados, tribunas y púlpito, cubiertos en pan de oro con tallados magníficos, que exhiben follajes, uvas, guirnaldas, pájaros y rostros en madera de cedro.

Se destaca, en la base del retablo principal, una litografía de la Virgen de los Dolores y dos cuadros gigantes a los lados de su entrada principal, que representan el infierno y el día del juicio final, obras de arte imperdibles, al igual que toda la Iglesia de la Compañía.

Convento San Agustín - Museo Miguel de Santiago

Construcción:

Inicia en 1580 y finaliza en 1669 (proceso de 89 años).

Altura de su torre:

37 metros.


Principales materiales usados:

Piedra andesita del volcán Pichincha, madera, teja, adobe y adobones; para la decoración se usó pan de oro de 24 quilates, laminado en oro,madera de cedro, aliso, nogal y balsa.

Estilos arquitectónicos predominantes:

Varios estilos confluyen en esta iglesia: gótico, a nivel del coro; neogótico, en la nave central; mientras que los altares son de tendencia manierista y barroca.

Información turística:

Padres españoles de la orden Agustina edificaron la iglesia y convento, entre los siglos XVI y XVII. Su torre consta de cinco cuerpos y es la más ancha de Quito. En su interior tiene tres naves de planta básilical, con colorida decoración.

Un detalle que llama la atención, por ser poco convencional en la arquitectura hispanoamericana, son los arcos de la nave central, cuya forma es semicircular, reflejando una influencia árabe; mientras que en el sector del coro, se puede apreciar un estilo gótico puro, del arco ojival y nervaduras.

El convento guarda un hecho histórico: la sala capitular, ubicada en el corredor oriental, es reconocida por ser el lugar en donde se firmó el acta de la independencia, el 16 de agosto de 1809. Además, posee un importante valor artístico, ya que alberga magistrales obras pictóricas, parte de la obra de Miguel de Santiago sobre la vida de San Agustín.

Convento de San Diego - Museo Padre Almeida

Construcción:

Comenzó en 1598 con la donación de los terrenos para su construcción. En 1626 se concluyen los patios internos del claustro. Es en el año 1750 cuando se termina completamente la edificación del convento, con un proceso de 152 años.

Altura del campanario:

14,65 metros.


Principales materiales usados:

Bases de piedra volcánica. Madera (principalmente cedro), ladrillo y pan de oro en el interior.

Estilos arquitectónicos predominantes:

En esta iglesia y convento se aprecian principalmente los estilos barroco y mudéjar.

Información turística:

Este convento, construido entre finales del siglo XVI y mediados del siglo XVII, ofrece uno de los recorridos más completos por un antiguo complejo religioso de Quito.

El convento de San Diego era la antigua recoleta de la orden Franciscana. Posee piezas de gran interés, como su púlpito principal, que guarda la impronta del barroquismo del siglo XVIII. Cuenta además con preciosos lienzos que representan la pasión de Cristo.

En el recorrido, se puede observar el famoso crucifijo de madera por sobre el cual, de acuerdo a la leyenda, el bohemio Padre Almeida trepaba para escaparse por la ventana e ir a sus parrandas nocturnas. Se dice que Francisco Cantuña, otro personaje del imaginario quiteño, tuvo también presencia aquí a través de algunos trabajos en cerrajería.

Convento de Santo Domingo de Guzmán - Museo Fray Pedro Bedón

Construcción:

En 1541 llegan los dominicos a Quito y se construyó, en este sitio, una capilla provisional.

En 1581 empezó la construcción de la actual edificación con planos traídos de España, finalizando su parte principal en 1688 (un proceso total de 148 años).

Altura de su torre:

30 metros.


Principales materiales usados:

Piedra volcánica para la base. Muros de adobe y ladrillo. El techo es de teja. La decoración interna consta de detalles de madera dorada y policromada.

Estilos arquitectónicos predominantes:

En la iglesia predominan los estilos plateresco, mudéjar, neogótico y renacentista; mientras que en la Capilla del Rosario predomina el estilo barroco.

Información turística:

Fue construido entre los siglos XVI y XVII, y está catalogado como una de las edificaciones religiosas más importantes de la capital ecuatoriana. Está compuesta de una sola nave, con capillas profundas a los costados.

Tiene una diversidad de estilos artísticos y arquitectónicos: en su interior, posee paisajes y pinturas murales, dándole un estilo renacentista; su altar mayor fue colocado a finales del siglo XIX y es de estilo neogótico; mientras que el techo es catalogado como mudéjar.

La Capilla del Rosario es considerada una de las joyas del barroco colonial del siglo XVIII.

Su museo es un importante atractivo artístico, donde alberga obras extraordinarias, en las que destacan pinturas alusivas a los mártires de la orden de Santo Domingo.

Adicionalmente, se pueden admirar obras pictóricas de Diego Robles y Fray Pedro Bedón, este último considerado pionero de la Escuela Quiteña de Arte.

Convento de San Francisco - Museo Fray Pedro Gocial

Construcción:

Inicia en 1536 y la primera fase concluye en 1650. Entre 1651 y 1755, se desarrolla la segunda etapa de construcción, enfocada mayormente en la ornamentación y decoración interna (un proceso de 219 años).

Altura de sus torres:

Las torres frontales tienen una altura de 30 metros.


Principales materiales usados:

Ladrillo y piedra volcánica (andesita) con mortero de cal y arena; al interior, se puede apreciar el pan de oro, y madera de cedro para los retablos.

Estilos arquitectónicos predominantes:

Predomina el barroco mezclado con el estilo manierista. Se conservan algunos elementos de estilo mudéjar.

Información turística:

Es uno de los principales atractivos históricos, arquitectónicos y artísticos del Centro Histórico de Quito. En Iberoamérica, se lo considera el mayor conjunto arquitectónico religioso del siglo XVI. El complejo está conformado por la iglesia principal, sus capillas y un imponente convento, originalmente compuesto de siete patios.

El sincretismo de las creencias indígenas y la religión católica, se puede apreciar en varios puntos del complejo religioso, cuya fachada principal es la mayor planicie de piedra volcánica del Centro Histórico.

Su museo Fray Pedro Gocial cuenta con más de 250 obras, entre las cuales se encuentra la Virgen de Legarda, figura que inspiró la construcción de la Virgen de Quito, sobre la loma del Panecillo.

Una de la leyendas principales y más populares del país, la del indígena Cantuña, tiene como escenario a San Francisco. Se cuenta que logró construir el atrio principal, mediante un pacto con el diablo.

Monasterio Museo del Carmen Alto

Construcción:

El monasterio se funda en 1653 con la llegada de la Orden de las Carmelitas Descalzas a este lugar, previamente construido y luego readecuado para su uso religioso.

Altura de sus torres:

Las dos torres frontales tienen 26,29 metros de altura.


Principales materiales usados:

Piedra volcánica para los cimientos, adobe para las paredes y madera en los techos. Además, algunos retablos están cubiertos con pan de oro.

Estilos arquitectónicos predominantes:

Su fachada tiene tendencia de estilo neoclásico, pero en su interior predomina el estilo barroco.

Información turística:

La primera ecuatoriana canonizada por la Iglesia Católica Romana, santa Mariana de Jesús vivió en este inmueble, desde su nacimiento en 1618 hasta su fallecimiento en 1645; hecho que realza su valor histórico religioso el mismo que permanece vivo hasta la actualidad ya que se encuentra habitado por la comunidad de Carmelitas Descalzas, quienes elaboran vino, mistelas, galletas, bordados, entre otros productos artesanales disponibles para el público.

En su museo destacan obras representativas de los estilos: realismo expresionista, barroco quiteño y manierismo.

Su exposición permanente presenta obras de Bernardo Rodríguez (siglo XVIII), Víctor Mideros y Luis Ruiz (siglo XX). Destaca “La Dormición o el Tránsito de la Virgen”, conjunto escultórico del siglo XVIII, que cuenta con 17 figuras.

Monasterio Museo de Santa - Catalina de Siena

Construcción:

Este monasterio fue fundado en el año 1592, durante la Revolución de las Alcabalas.

Altura de sus torres:

Las torres frontales alcanzan una altura de 23,85 metros.


Principales materiales usados:

Piedra volcánica, adobe, chocoto y madera.

Estilos arquitectónicos predominantes:

Ecléctico-neoclásico, italiano.

Información turística:

Fue construido durante el siglo XVII, y su estilo central es ecléctico-neoclásico, sin embargo, posee ciertos elementos añadidos con diferentes estilos, debido a múltiples restauraciones e intervenciones.

Hasta la actualidad, es el hogar de las monjas contemplativas de Santo Domingo, quienes son reconocidas por elaborar varias medicinas naturales, además de exquisitos
pasteles y turrones.

Más de cien piezas artísticas, entre las que constan íconos de la Escuela Quiteña, con esculturas de Legarda y pinturas de Samaniego (representativas hasta el siglo XVIII), son albergadas en el museo, cuyo objetivo es evangelizador, a través de la exposición de su patrimonio artístico-religioso. Una de las figuras destacadas es la banquita milagrosa (también conocida como la banquita de la fertilidad), a donde van muchos creyentes a pedir por su salud, así como mujeres que desean concebir.

Fuente: Ministerio de turismo Ecuador





Share:

Artículos relacionados


Comentarios

Disqus

Disqus comments:


Facebook

Facebook comments: